Fototigre.com
Síguenos en: ¡Hazte fan en Facebook! ¡Síguenos en Twitter! Mi perfil en Linkedin ¡Suscribete e nuestro Feed RSS!
Fototigre.com
Carrera 21 N° 11 - 68 - Cumaral - Meta
Tel: 6873504 - Cel: 3134121725

Colores de los caballos y las reses

Colores-de_los_caballos

Desde su llegada a los llanos orientales y hasta nuestros días, ha sido en forma permanente el principal medio de trasporte. Los caballos fueron muy apreciados especialmente los caballos fundadores de los hatos. El caballo llanero se caracteriza por tener mediana estatura, variedad de colores, buena conformación muscular; también se conoce en la oreja, porque al amarrarlo el caballo es activo e inquieto y se la pasa orejeando.

Anatomía:


Existe una gran variedad de colores. Los caballos raramente conservan el color con el que nacieron.

Su color de adulto, por lo general, queda definido cuando alcanzan la edad de dos años. El color de su hocico y el pelo que puebla el entorno de sus ojos revela a menudo cuál será su color definitivo.

La mayoría de nombres referentes al color del pelaje son usados mundialmente, pero algunos países tienen denominaciones propias.

LOS COLORES DEL CABALLO COLOMBIANO

Es bueno tocar el tema sobre las diferentes capas o colores que posee nuestro caballo criollo, aquí les presento las más conocidas:

ALAZÁN, ALAZANO (NA):

es color más o menos rojo, muy parecido, o del tono de la canela, con crines y cola rojizas como característica muy distintiva.
Se distinguen estas variedades según su tonalidad, del más claro al más oscuro:
Alazán pálido o lavado: el más pálido de todos; casi color perla
Alazán claro: de tonalidad más intensa que el anterior.
Alazán dorado o anaranjado: el más semejante al color de la canela.
Alazán vinoso: del color del vino acanelado.Alazán Guinda: como su nombre lo indica, su tonalidad es el de este fruto.
Alazán hígado, recuerda el color de este órgano.
Alazán tostado: el más oscuro de todos.
OVERO: Cuando el caballo es de color parecido al del melocotón, en Colombia y en algunas regiones de España el overo es llamado “pinto”, es decir, el de color oscuro con notorias e irregulares manchas blancas.
BAYO: se llama al caballo blanco amarillento. Para distinguirlo de otros de este tono, nuestro “bayo” debe tener las crines, la cola y las patas negras.

 

 

CASTAÑO O CASTAÑUELO:

cuando su color es de las cáscaras de la castaña. Como este fruto es poco conocido entre nosotros, en algunas regiones lo llaman “colorado”. Los diversos tonos de este color se nombran así:
Castaño claro: naranjuelo, amarillo melcocha, el más pálido de todos.
Castañuelo (a), el que sigue en la escala de pigmentación; el más propiamente dicho castaño.
Castaño sangre de toro: mas encendido que el anterior. Da la impresión de ser más brillante.
Albazano: el más oscuro del castaño o también llamado “retinto”.
Todos estos (Castaños) llevan, no solo colas y crines negras, sino también sus extremidades.
CEBRADO O ACEBRADO: cuando tienen manchas negras transversales, por lo común alrededor de los antebrazos, piernas o corvejones, o debajo de estas partes.
CEBRUNO O CERVUNO: como su nombre lo indica, se trata del color del ciervo (capa amarillenta con sombras oscuras).
EMPEDREADO O RODADO: cuando tiene manchas redondas más oscuras que el fondo. Es nuestro “peseteado”, “lomo empedrado”, “enladrillado” o “lomipintado”, en cambio le llamamos al equino con dibujos blancos sobre el lomo.
ENTREPELADO: Se le señala cuando tiene la capa del fondo oscuro y pelos blancos entre-mezclados.
FAJADO: Es el que tiene en los lomos y en la barriga una faja de color distinto al dominante de la capa.
ISABELINO:

De los caballos de la reina Isabel de Inglaterra. “Isabelo” o “palomino” es el ejemplar de color perla, esto es entre blanco y amarillo (mantequillo). Tienen la cola y crines blancas.
MORO:

Se le dice al equino que en todo su cuerpo presenta una capa, de pelos blancos sobre lo que pudiera llamarse su pelaje original, que puede ser, negro, alazán o castaño. De ahí los distintos tonos y calificativos:
Moro negro: Cuando la capa de este color es muy notable.
Moro común: si la mezcla de pelos blancos y negros es equilibrada.
Moro azul: cuando esa mezcla, por razón del tono del negro, da la impresión de despedir visos azules. Algunos también lo llaman “moro apizarrado” o “azulado”.
Moro melao: es aquel cuya base de color oscuro es el castañuelo o el castaño sangre de toro. Cuando la base es el castaño claro o naranjuelo. Lo llaman “moro pajizo”. Todos estos moros cambian con el tiempo, decolorándose para convertirse en “rucios” o “canosos”.
Moro verbeno o moro azucarado: cuando la mezcla de sus pelos blancos y oscuros da un tono oscuro y la cabeza es negro o muy oscuro.
Moro rosado o rosillo: Se llama al que tiene como base el color fresa.
PICAZO: Si el pelaje es mezclado de blanco y negro en forma irregular y manchas grandes.
PÍO: si el fondo del pelaje es blanco y presenta manchas de otro color.
ROANO O RUANO: Se da este color cuando hay mezcla de pelos negros, grises y bayos.
ROSILLO O SABINO: se llama al color consistente en una mezcla de pelos blancos, negros y castaños.
TORDO O TORDILLO: Consiste en una mezcla de pelos blancos y negros. Este concepto coincide con el que se tiene de “moro”, sin embargo el tordo lo usamos para caracterizar a moros de características especiales: los de mezcla de pelos blancos y negros presentes a manera de sombras.
ZAINO: Este color se aplica al caballo castaño oscuro que no tiene otro color. De ahí que muchos crean que no es un color distinto. En Colombia si lo aceptamos como tal y lo definimos como al castaño con sombras negras. Los más exagerados sólo aplican este color a los ejemplares en los cuales predomina el pelaje negro. Por este motivo el más típico es aquel negro, no muy neto con sombras castañas en la trompa y en los ijares.
NEGRO:

Usamos este calificativo para designar a los animales de este color.
Como en la naturaleza se dan tantos tonos, los expertos en los pelajes distingues los siguientes:
Hito: es el caballo negro sin mancha ni pelo de otro color.
Mohíno: Se llama al que tiene el pelo y sobre todo la cara muy negra. No se opone si tiene alguna pata blanca.
Morcillo: es el caballo de color negro con viso rojo.
Peceño: cuando tiene el color del pez (sustancia resinosa producto de algunas destilaciones, generalmente de color negro degenerado o pardo amarillento).
La mayoría de caballos presentan manchas blancas, excepto algunas razas nativas de pony, que no tienen ninguna.

Cabeza

Lucero: mancha en la frente de contorno regular.
Estrella: un punto en la frente.
Careto: Mancha desde la nariz que cubre 1 ó 2 orificios.
Careto y bebe: si la mancha blanca afecta a los labios se dice que el animal BEBE, bien con el SUPERIOR si sólo alcanza dicho labio, o bien con AMBOS, si también llega hasta el labio inferior. Si la mancha blanca ocupa toda la frente y cara del caballo, a éste se le nombra CARETO y si sólo ocupa la mitad de éstas será SEMICARETO.

Extremidades

Calzado alto: Mancha que cubre gran parte de la extremidad.
Calzado bajo: Mancha corta desde el casco hasta la muñeca.
Calcetín: Fina línea junto al casco.

Dependiendo de las extremidades de las que es calzado, el caballo puede ser:

CUATRIALBO: Calzado de las cuatro; TRIALBO, calzado de tres; BIALBO, calzado de dos; ALBO, calzado de una.
También es importante describir los colores de los cascos. En general, a una pata con manchas blancas le corresponde un casco del mismo color, excepto en el caso de talones o coronas blancos, ya que en tales casos el casco es, por regla general de color negro.

Edad:

Tienen una vida media de 35/40 años en cautividad y en libertad viven en torno a los 30 años. Es normal que en cualquiera de los casos vivan algo más. La madurez no la alcanzan hasta los 3 años cuando dejan de ser potros, a esta edad se les comienza a domar y a montar. Es a partir de los 5 años cuando son considerados caballos adultos, y tienden a tranquilizarse. A los 18 años, los caballos dejan de competir.

Secuencias del caballo:

La razón por la que a los caballos se les ponen herraduras es debido a que en cautividad desgastan más rápidamente los cascos por la dureza del pavimento o un entrenamiento más prolongado que en libertad desplazándose por la tierra. Los cascos a los que se les han colocado herraduras deben ser cortados cada 30 días ya que estos continúan creciendo normalmente. El herraje lo debe hacer siempre un experto.

Reproducción:

Alcanza la madurez sexual a los 3 años. La gestación dura unos 11 meses, y la hembra pare una sola cría. Los sementales domésticos tienen dificultades en el acoplamiento sexual, por lo que en ciertas ocasiones se hace necesaria la ayuda de un mamporrero.

Sueño:

Un caballo adulto duerme unas cuatro horas diarias. Sin embargo, no lo hacen de forma continuada, sino en bloques de media hora. Después de haber comido tiene un sueño ligero donde se relajan solo algunos músculos por lo que duerme de pie. Es por la noche cuando tiene un sueño profundo y duerme tumbado.

El caballo está sano si:

Tienes los ojos limpios y brillantes.
El caballo comerá toda la ración y no dejara comida.
Tiene un pulso entre 35 y 42 pulsaciones por minuto en reposo.
Su orina será transparente o de color amarillo pálido.
En las extremidades no presenta inflamaciones y la temperatura de estas es inferior a la del cuero.
Tiene una temperatura cercana a los 38 º C.
La respiración, en reposo, estará entre 8 y 12 inspiraciones por minuto, sin presentar brusquedad ni esfuerzo.
Tendrá un pelo brillante y sin una caída de pelo excesiva.
Mantiene un apoyo firme en sus cuatro patas y no cojea.

El caballo está enfermo si:

Tiene aspecto de tristeza, cansancio y abatimiento.
Los ojos se muestran pálidos e inexpresivos o lloran.
Tiene un pelaje sin brillo o una caída excesiva de pelo.
Se mantiene tumbado o retoza mucho tiempo sin motivo aparente.
Si al tocarlo observamos que reacciona con dolor o tiene alguna zona inflamada.
Cojea o tiene el casco en mal estado.
Si remueve la cama, está inquieto, o suda en exceso.
Estos síntomas son orientativos, recuerda que en caso de duda, siempre es mejor llamar al veterinario que es el único que puede saber si realmente está enfermo y el tratamiento más adecuado que deba seguir el caballo.

En breve estaremos subiendo imágenes de los caballos con sus colores para mayor orientación.

 

Las reses:

Las vacas inutilizadas por la edad o por afecciones en la ubre, que no darán más crías, llámalas horras.
Barroso: - Blanco algo obscuro, como el café con leche.
Sardo: Matizado de dos colores, cualesquiera que ellos sean, y se dice sardo azul, sardo rojizo, sardo negro.
Encerado: Color aceituno o bronceado.
Lebruno: Amarillo claro.
Araguato: Color amarillo muy encendido, casi rojizo.
Orúo: Cobrizo.
Borcelano: Muy blanco, con los cuernos rosados y los ojos azules.

De otras señales hace el llanero las siguientes:
Cachibroco: (los cuernos con las puntas hacia adentro cónicamente).
Cacho e´ diablo: (cuando la res los tiene hacia arriba, muy pasados y agudos).
Cachigacho: (cuando los tiene caídos, de curva, sobre las orejas).
Cachipeineto: (cuando los tiene largos, retorcidos y horizontales).

La res negra o amarilla que lleva el vientre blanco es bragada.
Las vacas jóvenes y los toros castrados son novilla, novillo.
Las reses en estado salvaje, son cachilapo, mañoso, cimarrón o cachaleros.
La vaca más vieja y que ha tenido muchas crías es fundadora.
Toros, caballos y asnos sementales son padrotes.
Caballos o burros en estado salvaje son cerreros o cimarrones.

To be continued...

Comentarios